Reserva
RESERVA AHORA
Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba - Cordoba a Pie

Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba

Si tiene previsto hacer una visita a Córdoba, le recomendamos descubrir junto a nuestro equipo de guías el Alcázar de los Reyes Cristianos y sus jardines, uno de los monumentos más significativos de la ciudad.
El Alcázar, gran fortaleza – palacio que data del 1328, se encuentra en un entorno privilegiado, junto a la margen derecha del río Guadalquivir y a escasos metros del barrio judío de Córdoba o de la Mezquita Catedral. En definitiva, se ubica en un marco incomparable, designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los Jardines del Alcázar de Córdoba

El visitante al adentrarse en el Alcázar de Córdoba encontrará una construcción prácticamente rectangular de gruesos muros y rematada en sus esquinas por cuatro torres. Una vez franqueada la puerta principal de acceso, las distintas zonas se articulan en torno a patios y frondosos jardines. Las estancias internas y sus correspondientes corredores se cierran con diversas cúpulas en piedra.
Los jardines del Alcázar de Córdoba, una de las zonas favoritas para todos los visitantes, ocupan hoy en día parte del recinto de las antiguas Huertas del Alcázar, que eran abastecidas por las aguas procedentes del río y de la sierra cordobesa.
No obstante, los actuales Jardines del Alcázar se configuran a mediados del siglo XX, articulándose en tres terrazas con distintos niveles. A lo largo de la visita, podremos encontrar cómo las terrazas están decoradas a través de elegantes fuentes y albercas, y una variada vegetación a lo largo del año.
En ese bellísimo entorno el visitante descubrirá a su paso varias estatuas, entre las que destaca la que rememora el encuentro mantenido en este lugar por los Reyes Católicos y Cristóbal Colón. No hay que olvidar, que Isabel y Fernando residirían hasta ocho años en el Alcázar planeando desde Córdoba la reconquista del último bastión, el reino nazarí de Granada.

 

Estatua de los Reyes Cristianos y Cristóbal Colón

Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba y Colón

Pero es precisamente en esta zona del Alcázar donde queremos incidir, en sus jardines, puesto que también es en este lugar donde se conserva un platanero vinculado a uno de los grandes momentos en la historia de la ciudad…
Si retrocedemos en la línea del tiempo, descubriremos que la historia nos ha dejado constancia de dos visitas de Julio César a Córdoba. Es así cómo llegó por primera vez a la ciudad en el año 65 antes de Cristo como cuestor, a las órdenes de Antistio Vétere. Fue en este tiempo cuando, según cuentan las crónicas, sembró un plátano (Platanus). Sin embargo, tras vencer a sus enemigos acérrimos los pompeyanos, volvería para arrasar la ciudad que había sido fiel a sus enemigos y con ello, el árbol que dos décadas antes sus manos habían plantado.
Hoy por hoy, se desconoce por completo el lugar exacto en el que se plantó, por eso el Ayuntamiento de la ciudad decidió dedicarle un rincón en el Alcázar de los Reyes Cristianos. Encontraremos junto a un plátano de nueva planta, en un muro de piedra, el conocido epigrama de Marco Valerio Marcial.
Toda la vegetación predominante en el Alcázar no sería posible sin el elemento esencial de la vida. Todo ello fue posible por la construcción del tercer acueducto con el que contó la ciudad y que hoy día hay parte conservada en el aparcamiento subterráneo de la estación de autobuses, su nombre en latín sería Aqua Fontis Aureae por como lo conocían los musulmanes, aquel que abastecía la fuente dorada. El agua que traía dicha construcción hidráulica discurría por la actual calle Kairouan, descendiendo hasta los jardines del Alcázar que se veían regados por dicho caudal. Como indicamos arriba, era el tercer acueducto ya que Córdoba en época del emperador Augusto (27 a.C.- 14 d.C.) contó con un primer acueducto debido a la expansión que sufrió la colonia patricia. El segundo acueducto fue construido por Domiciano (81-96 d.C.) que, aunque de menor caudal, hará que Córdoba sea una de las ciudades mejor abastecidas de agua de todo el imperio.
Si quieres conocer los Jardines y todo el recinto del Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba, no hay mejor manera de hacerlo que de la mano de los guías oficiales de Córdoba a Pie. Contacta con nosotros a través de cualquier de nuestras redes sociales o página web.