28 Jun 2017

Uno de los patios que componen el Alcázar de los Reyes Cristianos. Formado por dos albercas que actúan de espejo reflejando parte del monumento, además, acompañadas de fuentes de las que emanan agua de manera tranquila y lo menos ruidosa posible, creando un espacio ideal para la paz y la reflexión.

Decorado con distintos tipos de plantas, ejerce de punto de conexión entre los jardines y los Baños Reales, y a la par se halla el Bajorrelieve de las Reinas, monumento que conmemora el año que pasa en el Alcázar de los Reyes Cristianos la reina de Canarias bajo la protección de la reina Isabel la Católica (1482-1483). Además, se puede observar parte de la construcción realizada en el siglo XIX para dotar el Alcázar de los Reyes Cristianos con más cárceles.

Por último, se encuentran restos de muros de estancias a las que estaba adosado el Patio Morisco. Estos muros están decorados con el escudo de Castilla y León (antiguo escudo de la ciudad) con los colores: rojo, negro y ocre.