4 Dic 2018

Se acerca la Navidad y  una de las actividades que puedes hacer en Córdoba con motivo de tan señalada celebración consiste en visitar los Patios de Córdoba en Navidad que se engalanan para abrir al público y poder disfrutar de la conjunción de su bella arquitectura.

Desde hace unos años ya, los Patios cordobeses abren sus puertas para intentar recuperar ese añejo recuerdo de la Navidad en los Patios, rememorando esas celebraciones que acontecían entre sus encaladas paredes, compartiendo lo poco que tenían en familia, aunque no les unieran lazos de sangre.

 

Decoración navideña patios cordobeses

Decoración navideña patios cordobeses

 

Origen del patio cordobés

El patio es una dependencia abierta de las casas que proporcionaba luz y ventilación. Surgió hace más de 3000 años en la antigua Mesopotamia y que, con el desarrollo de la cultura grecolatina, se extenderá por el arco mediterráneo, principalmente. El patio cordobés, por tanto, es una evolución del patio romano; un lugar abierto en cuyo centro destacaba el impluvium que servía para recoger el agua de lluvia y que se encontraba rodeado del peristilo (arcadas alrededor del mismo).

La llegada de los musulmanes a la península ibérica supondrá un giro en la función y construcción de los patios. Serán lugares abiertos al cielo, pero cerrados a la vista de la gente desde la calle. La cultura musulmana es mucho más privada, lo que hará que las fachadas de las casas árabes no sean especialmente significativas porque la belleza se volcará hacia el interior. La vegetación adquiere un carácter esencial en la configuración de la fisonomía del patio andalusí. El naranjo amargo cubrirá los mismos para cobijar de la canícula veraniega proporcionando sombra debido a su hoja perenne que mantiene el follaje verde durante todo el año y no ensucia el patio, así como por el olor más intenso que proporciona al florecer el azahar.

 

10 cosas que debes hacer si visitas Córdoba

 

 

El agua sigue siendo un elemento indispensable en la vida del patio musulmán, es un paraíso muy diferente a los países de origen del Islam, áridos y secos. El caudal de agua permitía mantener el vergel en que se convertía el patio. El empedrado servía como elemento aislante y refrescante que mantenía la humedad del riego que se efectuaba de manera asidua en el interior del patio.

La época cristiana no traerá muchas modificaciones a los patios, dado que se mantendrá el estilo mudéjar hasta entrado el siglo XVI cuando se introducirán elementos decorativos plateresco en los huecos vacíos. El barroco si trae consigo una mayor profusión en las fachadas que las resaltará, así como la abundancia del patio cuadrado porticado en las plantas bajas y galerías cegadas en las plantas superiores.

El siglo XIX, vuelta a lo clásico, conllevó un cambio en el empedrado, dando paso a la proliferación de solerías de piedra o mármol en aquellas casas o palacios de mayor alcurnia y las baldosas hidráulicas de las casas más modestas. Aparecerá la vegetación más recogida en lugar de los amplios arriates. Los restos arqueológicos supondrán otro elemento de distinción, sobre todo, a raíz del descubrimiento de Herculano y Pompeya, que pondrá de moda la decoración de los palacios con las reliquias clásicas que se encontraban por doquier en una ciudad de vasta historia como Córdoba.

El final del siglo XIX y los albores del siglo XX traerán consigo la generalización de los patios de vecinos que se constituyeron en edificios abandonados o casonas remodeladas para dar cobijo o vivienda a personas que procedían del ámbito rural y con escasez de recursos. El patio se convierte en el lugar de reunión donde la vida se desarrolla, promovido por la construcción de los espacios comunes (cocina, baño, aseos, por ejemplo). La necesidad y compartir lo poco que se tenía hará fructificar esas relaciones humanas intangibles que la UNESCO ha querido preservar con la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Visita Guiada a los Patios Cordobeses en Navidad

Sin lugar a la duda esta es una actividad que no puedes dejar de hacer en tu visita a nuestra ciudad, por ello es una de nuestras recomendaciones sobre que ver en Córdoba en un día.

 

Córdoba la única ciudad con 4 reconocimientos de Patrimonio de la Humanidad

 

Córdoba a Pie ofrece a todos los visitantes una magnífica ruta guiada por los más impresionantes patios cordobeses. Nuestros guías os llevará y explicará 6 de los patios de Córdoba más visitados. Durante el recorrido veremos el origen, las curiosidades y secretos que esconden los rincones de los patios de vecinos de las típicas casas cordobesas.  Además visitaremos uno de los barrios más típicos de las fiestas de los patios de Córdoba, el barrio del Alcázar Viejo y la Torre de Belén.

Si desea conocer más sobre nuestra fiesta más internacional y reconocida visite nuestro tour de los patios de Córdoba o puede llamarnos al teléfono 601 168 332

Como es tradicional en el periodo navideño, durante los días 18 a 29 de diciembre algunos patios cordobeses abren sus puertas para que cordobeses y visitantes puedan visitarlos gratuitamente y admirar esta típica arquitectura de patio andaluz engalanados con los típicos detalles navideños. Además de admirar la estructura, flores y motivos decorativos de los Patios de Córdoba se establece un programa de actividades para amenizar las visitas como por ejemplo actuaciones de coros y concursos de gastronomía típica navideña.